¿Que nos enseña el arte contemporáneo?

¿Que nos enseña el arte contemporáneo?

Arte moderno Arte contemporáneo

En la lengua inglesa, «moderno» y «contemporáneo» son sinónimos. Desgraciadamente, en el mundo del arte, estos dos términos describen dos épocas diferentes de creación y dos enfoques distintos de la creación y la funcionalidad del arte, y la mayoría de las veces crean la mayor confusión. Para entender la categoría de Arte Contemporáneo, primero debemos comprender la diferencia entre ambos.

El término Arte Moderno suele asociarse al arte realizado durante el periodo que se extiende aproximadamente entre los años 1860 y 1970. El arte realizado durante este periodo celebraba la experimentación y dejaba de lado las tradiciones del pasado. Experimentando con diferentes materiales y formas de ver el arte, la funcionalidad del arte se desarrolló con el alejamiento de la narrativa, característica de las artes tradicionales, hacia la abstracción. Esta nueva libertad y la forma revolucionaria de confiar en las visiones interiores y la expresión de dichas visiones marcan la mayor influencia del Arte Moderno. Esto reflejó no sólo el movimiento hacia la no figuración, sino que también influyó en el enfoque de la vida real, los problemas sociales y las imágenes de la vida moderna.

¿Qué importancia tiene el aprendizaje de las artes contemporáneas?

El arte contemporáneo es importante por su valor histórico al ser producto y testigo de un tiempo y una época concretos. Nos permite constatar, profundizar y cuestionar determinados desarrollos socioculturales o ideológicos/políticos, concienciando, llamando la atención y fomentando el debate.

¿Cuál es la idea principal del arte contemporáneo?

La respuesta es sencilla: el arte contemporáneo es el arte hecho hoy por artistas vivos. Como tal, refleja las complejas cuestiones que conforman nuestro mundo diverso, global y rápidamente cambiante.

¿Cómo influye el arte contemporáneo en nuestras vidas?

A través del arte conseguimos una comprensión más profunda de nuestro mundo. Varios estudios científicos han demostrado que la apreciación de las artes mejora nuestra calidad de vida y promueve el bienestar. Nuestro estado de ánimo se eleva cuando creamos arte, nuestra capacidad para resolver problemas aumenta y nuestra mente se abre a nuevas ideas cuando creamos arte.

Conseguir arte contemporáneo

Un mundo en el que las estrellas no serían más que muchas pequeñas manchas de luz contra una superficie oscura. Si toda nuestra experiencia se caracterizara exclusivamente como datos sensoriales (lo que Macintyre reconoce que es un tipo de descripción útil para una variedad de propósitos especiales), entonces nos enfrentaríamos a un mundo que es «un mundo de texturas, formas, olores, sensaciones, sonidos y nada más». Lo más importante es que un mundo así «no invita a hacer preguntas ni da pie a dar respuestas». Este es el quid de la cuestión. Puede que los alumnos estén bien entrenados en las habilidades para describir el mundo visualmente -en particular a través de la disciplina hegemónica del dibujo y la pintura en el aula, es decir, en la manipulación de códigos y convenciones visuales culturalmente específicos-, pero también tienen que aprender a plantear preguntas a las obras de arte. Sin las preguntas no hay posibilidad de respuestas. Si no se tiene conciencia de que el arte es una fuente de ideas y significados, a menudo en sí mismo, es difícil que los alumnos amplíen su propia práctica artística más allá de la representación minuciosa de plantas de queso, latas aplastadas y zapatillas de deporte y de la apropiación y aplicación de imágenes y superficies a partir de ejemplos visuales.5

¿Qué representa el arte contemporáneo?

En sentido estricto, el término «arte contemporáneo» se refiere al arte realizado y producido por artistas que viven en la actualidad. Los artistas de hoy trabajan y responden a un entorno global culturalmente diverso, tecnológicamente avanzado y multifacético.

¿Cómo aprecia el arte contemporáneo?

Para apreciar y disfrutar mejor de las obras contemporáneas, es importante cuestionar más que responder; dar cabida a múltiples perspectivas; observar las relaciones y ver cómo las obras de arte pueden crear diálogos interesantes.

¿Por qué es importante llevar el arte contemporáneo a las escuelas y comunidades?

Llevar el arte contemporáneo a las escuelas y comunidades permite a los educadores promover la curiosidad, fomentar el diálogo e iniciar el debate sobre el mundo y las cuestiones que afectan a nuestras vidas.

Definición de arte contemporáneo

El arte contemporáneo es el arte de hoy, producido en la segunda mitad del siglo XX o en el siglo XXI. Los artistas contemporáneos trabajan en un mundo globalmente influenciado, culturalmente diverso y tecnológicamente avanzado. Su arte es una combinación dinámica de materiales, métodos, conceptos y temas que continúan con el desafío de los límites que ya estaba en marcha en el siglo XX. Diverso y ecléctico, el arte contemporáneo en su conjunto se distingue por la propia ausencia de un principio organizador, ideología o «-ismo» uniforme. El arte contemporáneo forma parte de un diálogo cultural que afecta a marcos contextuales más amplios, como la identidad personal y cultural, la familia, la comunidad y la nacionalidad.

Algunos definen el arte contemporáneo como el arte producido dentro de «nuestra vida», reconociendo que las vidas y los períodos de vida varían. Sin embargo, se reconoce que esta definición genérica está sujeta a limitaciones especializadas[2].

La clasificación del «arte contemporáneo» como un tipo especial de arte, en lugar de una frase adjetiva general, se remonta a los inicios del Modernismo en el mundo anglosajón. En Londres, el crítico Roger Fry y otros fundaron en 1910 la Sociedad de Arte Contemporáneo, como sociedad privada para la compra de obras de arte para colocarlas en museos públicos[3] En la década de 1930 se fundaron otras instituciones que utilizaban el término, como en 1938 la Sociedad de Arte Contemporáneo de Adelaida, Australia,[4] y un número creciente después de 1945. [5] Muchas de ellas, como el Instituto de Arte Contemporáneo de Boston, cambiaron su nombre por el de «arte moderno» en este periodo, ya que el modernismo pasó a definirse como un movimiento artístico histórico, y gran parte del arte «moderno» dejó de ser «contemporáneo». La definición de lo que es contemporáneo está, naturalmente, siempre en movimiento, anclada en el presente con una fecha de inicio que avanza, y las obras que la Sociedad de Arte Contemporáneo compró en 1910 ya no podrían calificarse de contemporáneas.

¿Cómo define el arte contemporáneo y el arte moderno?

El arte moderno es el que se creó en algún momento entre la década de 1860 (algunos dicen que la década de 1880) y finales de la década de 1960 (algunos dicen que sólo hasta la década de 1950). El arte realizado después (por ejemplo, el conceptual, el minimalista, el postmoderno o el feminista) se considera contemporáneo.

¿Cómo describiría el arte contemporáneo en Filipinas?

Respuesta: El arte de Filipinas puede referirse a las artes visuales, las artes escénicas, las tradiciones artísticas textiles, la literatura, la danza, la cerámica y otras formas de arte del país. El arte contemporáneo filipino fue una rama del realismo social provocado por la Ley Marcial.

¿Cuál es el papel del arte contemporáneo en Filipinas?

Los artistas FILIPINOS desempeñan un papel en la presentación y educación del público sobre nuestra historia e identidad. Para apoyar este papel, el 8 de diciembre de 2017 se lanzó la Red de Arte Contemporáneo de Filipinas (PCAN). Se trata de un proyecto de la senadora Loren Legarda para reconocer y perfeccionar las habilidades de artistas y comisarios.

¿Qué papel desempeña el arte en nuestra sociedad?

Los Programas de Maestría en Arte + Educación imaginan un espacio radical donde se encuentran el arte contemporáneo y la educación para la justicia social. Creemos que los artistas educadores son trabajadores culturales, investigadores, intelectuales públicos y activistas que nos ayudan a vernos a nosotros mismos y al mundo de nuevas maneras. Conectando la teoría con la práctica, exploramos enfoques progresistas de justicia social para la enseñanza y la creación artística, practicamos sirviendo como defensores persuasivos de la importancia de las artes en las escuelas y la sociedad, y trabajamos para lograr el cambio social necesario en las aulas y los entornos comunitarios. Las siguientes palabras clave son fundamentales para la filosofía de nuestro programa.

El arte contemporáneo es el arte de hoy, producido por artistas que viven en nuestro tiempo. Ofrece oportunidades para reflexionar sobre la sociedad y los temas que son importantes para nosotros y el mundo. Forma parte de un diálogo cultural que afecta a marcos contextuales más amplios, como la identidad, la familia, la comunidad y la nacionalidad. Visitar exposiciones de arte contemporáneo y hablar sobre artistas vivos es un aspecto importante de nuestro programa.  Vea ejemplos de arte.