¿Cuándo y cuánto debe ser la indemnización por despido?

La indemnización por despido es un derecho laboral que tiene como objetivo compensar a los trabajadores por la finalización de su relación laboral de forma involuntaria. Este concepto representa una compensación económica que debe ser pagada por el empleador al trabajador en caso de despido. Sin embargo, es importante tener en cuenta que no todos los despidos dan lugar a indemnización, ya que existen diferentes circunstancias en las que se puede o no recibir este tipo de compensación.

En este artículo, abordaremos detalladamente los diferentes aspectos relacionados con la indemnización por despido, como cuándo corresponde recibirla, cómo se calcula, cuánto debería ser la indemnización, si existen casos en los que no se recibe indemnización y cómo reclamarla en caso de ser necesario.

Índice de contenidos
  1. ¿Cuándo corresponde recibir indemnización por despido?
  2. ¿Cómo se calcula la indemnización por despido?
  3. ¿Cuánto debería ser la indemnización por despido?
  4. ¿Existen casos en los que no se recibe indemnización por despido?
  5. ¿Cómo reclamar una indemnización por despido?

¿Cuándo corresponde recibir indemnización por despido?

En general, la indemnización por despido corresponde cuando la finalización de la relación laboral es consecuencia de una decisión unilateral del empleador y no proviene de una renuncia voluntaria por parte del trabajador. A continuación, aclaramos las situaciones en las que se puede recibir indemnización por despido:

Despido objetivo:

El despido objetivo se produce cuando existen causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que justifican la finalización del contrato de trabajo. Según la legislación laboral vigente, en estos casos el trabajador tiene derecho a recibir una indemnización de 20 días de salario por cada año trabajado.

Despido improcedente:

El despido improcedente se produce cuando el empleador no puede justificar de manera adecuada las razones que sustentan la finalización del contrato de trabajo. En este caso, el trabajador tiene derecho a recibir una indemnización de 33 días de salario por cada año trabajado, si el despido se produjo después de 2012. Si el despido es anterior a esa fecha, la indemnización será de 45 días por año trabajado.

Despido colectivo:

El despido colectivo tiene lugar cuando se producen despidos en masa en una empresa debido a causas económicas, técnicas, organizativas o de producción que afectan a un determinado número de trabajadores. En estos casos, cada trabajador afectado tiene derecho a recibir una indemnización de 20 días de salario por cada año trabajado.

Expiración del contrato:

En caso de que el contrato de trabajo llegue a su término de manera natural y no sea renovado, el trabajador tiene derecho a recibir una indemnización proporcional a los años trabajados. El cálculo de esta indemnización se basa en el periodo total de vigencia del contrato y la base de cotización del trabajador.

Despido voluntario por incumplimiento de condiciones de trabajo:

Si el trabajador se ve obligado a abandonar su puesto de trabajo debido a incumplimientos graves por parte del empleador en cuanto a las condiciones laborales acordadas, puede tener derecho a recibir la misma indemnización que en un despido improcedente. Para ello, es importante tener pruebas sólidas que demuestren el incumplimiento por parte del empleador.

RELACIONADO  Cuánto Gana un Médico en España: Salario, Factores e Impacto Económico

¿Cómo se calcula la indemnización por despido?

El cálculo de la indemnización por despido varía en función de la causa que lo haya originado. A continuación, detallamos cómo se calcula la indemnización en cada uno de los casos mencionados anteriormente:

Despido objetivo:

En casos de despido objetivo, la indemnización se calcula multiplicando los días de salario por año trabajado. La base para el cálculo son los últimos 12 meses de salario, incluyendo la parte proporcional de pagas extras y salario variable.

Despido improcedente:

En los casos de despido improcedente, la indemnización se calcula multiplicando los días de salario por año trabajado, según la legislación vigente. Además, se debe tener en cuenta si el despido se produjo antes o después de 2012, ya que esto afectará la cantidad de días de salario a considerar.

Despido colectivo:

En el despido colectivo, el cálculo de la indemnización se realiza de la misma manera que en el despido objetivo. Se multiplican los días de salario por año trabajado y se tiene en cuenta la base de cotización del trabajador.

Expiración del contrato:

En caso de que el contrato llegue a su fin sin renovación, la indemnización se calcula de acuerdo con el periodo total de vigencia del contrato y la base de cotización del trabajador. Se tiene en cuenta la proporcionalidad de los años trabajados.

Despido voluntario por incumplimiento de condiciones de trabajo:

Si el trabajador se ve obligado a abandonar su puesto de trabajo debido a incumplimientos graves por parte del empleador, se puede calcular la indemnización en base a la misma fórmula que en un despido improcedente.

¿Cuánto debería ser la indemnización por despido?

La cantidad que debería ser la indemnización por despido varía dependiendo de diferentes factores, como la causa del despido, la antigüedad del trabajador, la base de cotización y la legislación laboral vigente en cada país. A continuación, proporcionamos una guía general para tener una idea de cuánto debería ser la indemnización por despido:

- En casos de despido objetivo, la indemnización por despido suele ser de 20 días de salario por año trabajado.
- En casos de despido improcedente posterior a 2012, la indemnización suele ser de 33 días de salario por año trabajado.
- En casos de despido improcedente anterior a 2012, la indemnización suele ser de 45 días de salario por año trabajado.
- En casos de despido colectivo, la indemnización suele ser de 20 días de salario por año trabajado.

RELACIONADO  ¿Cuánto Gana Llados al Mes?

Es importante tener en cuenta que estas cifras son solo una referencia general y pueden variar en función de la legislación laboral y las circunstancias específicas de cada caso.

¿Existen casos en los que no se recibe indemnización por despido?

Aunque en la mayoría de los casos corresponde recibir indemnización por despido, existen algunas situaciones en las que no se recibe este tipo de compensación. A continuación, mencionamos los casos en los que no se recibe indemnización por despido:

- Renuncia voluntaria del trabajador: si el trabajador decide abandonar voluntariamente su puesto de trabajo, no tiene derecho a recibir indemnización por despido ya que la decisión fue tomada por él mismo.
- Incumplimiento grave por parte del trabajador: si el empleador puede demostrar que el trabajador ha incurrido en incumplimientos graves de sus obligaciones laborales, como negligencia, falta de puntualidad o conducta inapropiada, puede proceder al despido sin tener que pagar indemnización.
- Finalización del contrato temporal: cuando se trata de un contrato de trabajo temporal y este llega a su fin de forma natural, no hay lugar a indemnización por despido, ya que la relación laboral ha finalizado de acuerdo con los términos acordados.

¿Cómo reclamar una indemnización por despido?

Si consideras que has sido despedido injustamente y que tienes derecho a recibir una indemnización por despido, es importante que sigas los siguientes pasos para reclamar lo que te corresponde:

1. Revisar la legislación laboral: verifica los derechos y las condiciones establecidas en la legislación laboral vigente de tu país. Esto te permitirá conocer tus derechos y los plazos legales para reclamar.

2. Recopilar pruebas: reúne todas las pruebas y documentación que demuestren que has sido despedido de forma injusta, como correos electrónicos, comunicaciones escritas, testigos, etc. Estas pruebas serán fundamentales para respaldar tu reclamación.

3. Consultar con un abogado laboral: es recomendable consultar con un abogado laboral especialista en casos de indemnización por despido. El abogado te asesorará sobre los pasos a seguir y te representará legalmente en caso de ser necesario.

4. Iniciar el proceso de reclamación: una vez que hayas reunido todas las pruebas y hayas consultado con un abogado, podrás iniciar el proceso de reclamación de la indemnización por despido. Esto puede incluir presentar una demanda ante el tribunal laboral correspondiente o iniciar un proceso de conciliación con el empleador.

La indemnización por despido es un derecho laboral que tiene como finalidad compensar al trabajador por la finalización de su relación laboral de forma involuntaria. El cálculo de la indemnización varía en función de la causa del despido, la antigüedad del trabajador y la base de cotización. Si consideras que has sido despedido injustamente y tienes derecho a recibir indemnización, es importante que sigas los pasos adecuados para reclamar lo que te corresponde.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cuándo y cuánto debe ser la indemnización por despido? puedes visitar la categoría Salarios.

¡No te pierdas estos artículos!