¿Cuánto sube la pensión por incapacidad permanente al cumplir 55 años?

La pensión por incapacidad permanente absoluta es un beneficio económico que otorga la Seguridad Social a aquellos trabajadores que, debido a una enfermedad o lesión, se encuentran incapacitados para seguir desempeñando su profesión habitual. Esta pensión se otorga de por vida y es una forma de proteger económicamente a aquellos trabajadores que, por motivos de salud, no pueden continuar trabajando.

Sin embargo, a partir de los 55 años, la pensión por incapacidad permanente absoluta sufre un aumento del 20% sobre la base reguladora, siempre y cuando el beneficiario se encuentre desempleado e inscrito como demandante de empleo. Este aumento tiene como objetivo garantizar un mayor nivel de ingresos durante la etapa de jubilación.

En este artículo, profundizaremos en cómo funciona este aumento del 20% a partir de los 55 años, cómo se puede solicitar la pensión por incapacidad permanente absoluta y cuál es su relación con las prestaciones de desempleo del SEPE.

Índice de contenidos
  1. ¿Qué es la pensión por incapacidad permanente absoluta?
  2. ¿En qué consiste el aumento del 20% al cumplir 55 años?
  3. ¿Cómo solicitar la pensión por incapacidad permanente absoluta?
  4. ¿Cuál es la compatibilidad con prestaciones de desempleo del SEPE?
  5. Conclusión

¿Qué es la pensión por incapacidad permanente absoluta?

La pensión por incapacidad permanente absoluta es un beneficio económico que se otorga a aquellos trabajadores que, debido a una enfermedad o lesión, se encuentran totalmente incapacitados para realizar cualquier tipo de trabajo. Esto significa que, según la valoración médica realizada por la Seguridad Social, el trabajador no puede desempeñar ninguna actividad laboral de forma permanente.

Esta pensión se concede de por vida y se calcula en base a la base reguladora del trabajador, es decir, el promedio de las bases de cotización del trabajador en los últimos años. Esta base reguladora determina la cantidad mensual que el beneficiario recibirá como pensión.

¿En qué consiste el aumento del 20% al cumplir 55 años?

A partir de los 55 años, la pensión por incapacidad permanente absoluta sufre un aumento del 20% sobre la base reguladora. Esto significa que el beneficiario recibirá un 20% más de la cantidad mensual que venía percibiendo anteriormente.

RELACIONADO  Calcula tu pensión y edad de jubilación con 40 años cotizados

Sin embargo, es importante tener en cuenta que este aumento solo se aplica si el beneficiario se encuentra desempleado e inscrito como demandante de empleo. Esto se debe a que la pensión por incapacidad permanente absoluta tiene como objetivo garantizar un nivel de ingresos suficiente para el beneficiario durante su etapa de jubilación, pero también se busca fomentar la búsqueda de empleo en aquellos casos en los que sea posible.

Requisitos para el aumento del 20% al cumplir 55 años

Para poder acceder al aumento del 20% en la pensión por incapacidad permanente absoluta al cumplir los 55 años, es necesario cumplir una serie de requisitos:

  1. Ser beneficiario de la pensión por incapacidad permanente absoluta.
  2. Tener 55 años cumplidos.
  3. Estar desempleado e inscrito como demandante de empleo.

Es importante tener en cuenta que, aunque se cumplan estos requisitos, el aumento del 20% no se aplica automáticamente. Es necesario solicitarlo de forma expresa a la Seguridad Social, presentando la documentación necesaria que acredite que se cumplen todos los requisitos.

¿Cómo solicitar la pensión por incapacidad permanente absoluta?

La pensión por incapacidad permanente absoluta se solicita a través de la Sede Electrónica de la Seguridad Social. Para hacerlo, es necesario seguir los siguientes pasos:

  1. Acceder a la Sede Electrónica de la Seguridad Social a través de su página web oficial.
  2. Seleccionar la opción de "Pensión por Incapacidad Permanente".
  3. Rellenar el formulario de solicitud con los datos personales y la información necesaria.
  4. Aportar la documentación requerida, como informes médicos, historial laboral y otros documentos relacionados.
  5. Enviar la solicitud a través de la plataforma y conservar el justificante de envío como comprobante.

Es importante tener en cuenta que la aprobación de la pensión por incapacidad permanente absoluta no es automática. La Seguridad Social realizará una evaluación médica y laboral para determinar si se cumplen los requisitos necesarios para acceder a este beneficio.

¿Cuál es la compatibilidad con prestaciones de desempleo del SEPE?

La pensión por incapacidad permanente absoluta es incompatible con las prestaciones de desempleo del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE). Esto significa que si una persona está percibiendo una prestación por desempleo del SEPE y posteriormente solicita y es concedida una pensión por incapacidad permanente absoluta, deberá renunciar a la prestación por desempleo para poder recibir la pensión.

RELACIONADO  Cuánto gana un Youtuber: Utiliza una calculadora para averiguarlo

Esta incompatibilidad tiene su fundamento en que la pensión por incapacidad permanente absoluta busca garantizar un nivel de ingresos suficiente para el beneficiario durante toda su vida, incluso en caso de no poder trabajar. En cambio, las prestaciones por desempleo del SEPE están destinadas a aquellos trabajadores que se encuentran en situación de desempleo y buscan reincorporarse al mercado laboral.

Es importante tener en cuenta esta incompatibilidad al solicitar la pensión por incapacidad permanente absoluta. Aquellos beneficiarios que estén percibiendo una prestación por desempleo y se encuentren en situación de incapacidad permanente deberán tomar una decisión sobre qué prestación es más conveniente para ellos.

Conclusión

La pensión por incapacidad permanente absoluta es un beneficio económico que se otorga a aquellos trabajadores que, debido a una enfermedad o lesión, se encuentran totalmente incapacitados para realizar cualquier tipo de trabajo. A partir de los 55 años, esta pensión sufre un aumento del 20% sobre la base reguladora, siempre y cuando el beneficiario se encuentre desempleado e inscrito como demandante de empleo.

La solicitud de la pensión por incapacidad permanente absoluta se realiza a través de la Sede Electrónica de la Seguridad Social, y es necesario cumplir una serie de requisitos para acceder al aumento del 20% al cumplir los 55 años.

Es importante tener en cuenta que esta pensión es incompatible con las prestaciones de desempleo del SEPE, por lo que aquellos beneficiarios que estén percibiendo una prestación por desempleo deberán renunciar a ella para poder recibir la pensión.

La pensión por incapacidad permanente absoluta representa un apoyo económico fundamental para aquellos trabajadores que se encuentran incapacitados para seguir desempeñando su profesión, y a partir de los 55 años, esta pensión experimenta un aumento significativo que busca asegurar un mayor nivel de ingresos durante la etapa de jubilación.

Si quieres conocer otros artículos parecidos a ¿Cuánto sube la pensión por incapacidad permanente al cumplir 55 años? puedes visitar la categoría Salarios.

¡No te pierdas estos artículos!