¿Qué ejercicios pueden hacer las embarazadas en el primer trimestre?

¿Qué ejercicios pueden hacer las embarazadas en el primer trimestre?

Entrenamiento para embarazadas en el gimnasio

¡Enhorabuena! Has comenzado tu viaje hacia la maternidad (¡o quizás a aumentar la familia!) y quieres aprovechar al máximo los próximos nueve meses. Mientras te preparas para la guardería, puede que te preguntes qué puedes hacer para cuidarte durante este tiempo.

Según el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos, se recomiendan 30 minutos de ejercicio moderado al día o 150 minutos de ejercicio a la semana durante el embarazo. Pero, ¿qué significa esto?

**Nota importante: Antes de empezar a hacer cualquier tipo de ejercicio durante el embarazo, hay que tener en cuenta algunas cosas. Asegúrate de mantenerte bien hidratada mientras haces ejercicio, evita hacer ejercicio en ambientes cálidos o húmedos y presta siempre atención a cómo te sientes. Como siempre, consulta a tu médico antes de empezar cualquier rutina de ejercicios.

Caminar es un excelente ejercicio que puede realizarse en cada trimestre. Caminar con una postura correcta y a distintos ritmos, desde una caminata rápida en el primer trimestre hasta un paseo un poco más lento en el tercero, proporciona varios beneficios que toda madre puede aprovechar.

Entrenamiento para embarazadas

Embarazo y ejercicio: Durante el embarazo, el ejercicio puede ayudarte a mantenerte en forma y a prepararte para el parto. A continuación, la información sobre el embarazo y el ejercicio, desde cómo empezar hasta cómo mantenerse motivada.Por el personal de Mayo Clinic

Antes de comenzar un programa de ejercicios, asegúrate de contar con la aprobación de tu proveedor de atención médica. Aunque el ejercicio durante el embarazo suele ser bueno tanto para la madre como para el bebé, el médico podría aconsejarle que no haga ejercicio si tiene:

Caminar es un gran ejercicio para principiantes. Proporciona un acondicionamiento aeróbico moderado con un esfuerzo mínimo para las articulaciones. Otras buenas opciones son la natación, los ejercicios aeróbicos de bajo impacto y la bicicleta estática. El entrenamiento de fuerza también está bien, siempre que se haga con pesos relativamente bajos.

El ejercicio intenso aumenta el flujo de oxígeno y sangre hacia los músculos y lo aleja del útero. En general, deberías poder mantener una conversación mientras haces ejercicio. Si no puedes hablar con normalidad mientras te ejercitas, probablemente te estés esforzando demasiado.

Correr durante el embarazo

Descargo de responsabilidad del contenido El contenido de este sitio web se proporciona únicamente con fines informativos. La información sobre una terapia, un servicio, un producto o un tratamiento no respalda en modo alguno dicha terapia, servicio, producto o tratamiento y no pretende sustituir el consejo de su médico u otro profesional sanitario registrado. La información y los materiales contenidos en este sitio web no pretenden constituir una guía completa sobre todos los aspectos de la terapia, el producto o el tratamiento descritos en el sitio web. Se insta a todos los usuarios a que busquen siempre el asesoramiento de un profesional de la salud registrado para obtener un diagnóstico y respuestas a sus preguntas médicas y para determinar si la terapia, el servicio, el producto o el tratamiento concretos descritos en el sitio web son adecuados en sus circunstancias. El Estado de Victoria y el Departamento de Salud no asumirán ninguna responsabilidad por la confianza depositada por cualquier usuario en los materiales contenidos en este sitio web.

Entrenamiento del primer trimestre

Hacer ejercicio durante el embarazo tiene muchos beneficios, como ayudar a sobrellevar el aumento gradual de peso. Sin embargo, hay que tener en cuenta algunas cuestiones para mantener la seguridad. Aquí tienes las respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes

Por la Dra. Michelle LIM, consultora asociada, y el profesor asociado Tan Thiam Chye, consultor visitante del Departamento de Obstetricia y Ginecología del Hospital KK para Mujeres y Niños.

Sí. Hacer ejercicio durante el primer trimestre ayudará a las futuras mamás a prepararse y a hacer frente al aumento gradual de peso del embarazo. El ejercicio no aumenta el riesgo de aborto ni induce el parto prematuro. Sin embargo, si te han diagnosticado una enfermedad que requiere reposo, habla con tu médico antes de empezar cualquier programa de ejercicios.¿Cuánto ejercicio debo hacer?

Si ha sido inactiva o sedentaria antes del embarazo, comience con 15 minutos diarios de ejercicio ligero, como caminar. Aumente gradualmente hasta 30 minutos al día durante cinco o siete días a la semana. Si ha sido activa antes del embarazo, puede continuar con su programa de ejercicios actual.